sábado, 26 de febrero de 2011

EL MAYOR AVIÓN DEL MUNDO DESDE 1930: LA FORTALEZA VOLANTE RUSA GIGANTE K-7

A la industria aeroespacial rusa le gusta construir en grande. Recientemente se anunció el Hotelicoptero, un helicóptero soviético Mil V-12 de enormes dimensiones que se planea convertir en una especie de hotel volador. Los rusos además pueden todavía jactarse de contar con el mayor avión del mundo, el Antonov AN-225, el cual cuenta con una mayor envergadura de alas que el Airbus A-380. Ambas maravillas modernas sin embargo aun no pueden opacar al Hughes H-4 Hercules o “Spruce Goose” en cuanto a tamaño. Sin embargo recientemente se han mostrado fotografías de algo en lo que los rusos han estado trabajando basado en un diseño de los años 30 que pudo haber opacado incluso al H-4.

Con una envergadura de alas de 132.5 metros (el Boeing 747 por ejemplo tiene una envergadura de 68.5 metros) y con 20 propulsores de hélice, este diseño está basado en un prototipo de 1932 conocido como Kalinin K-7, el cual era una aeronave experimental soviética pesada. Las imágenes en tres dimensiones generadas por computadora muestran un modelo a una escala de 2.5 del K-7 original, el cual sin embargo retiene la misma ala gigantesca de forma elíptica con dos secciones triangulares de cola que sobresalen. El K-7 fue diseñado como una aeronave civil y militar multipropósito. Tanto los pasajeros como la carga iban transportados en el ala, con planes para poder llevar hasta 128 pasajeros. Otros diseños contaban con 16 cabinas de lujo para 64 pasajeros de modo similar al Hotelicoptero.

La versión militar de esta aeronave era una verdadera fortaleza voladora la cual emergió 10 años antes que el Boeing B-17. Contaba con un total de 12 posiciones de artillero además de una especie de cart eléctrico que corría a través de las secciones traseras de la cola con el fin de transportar artilleros hacia las ametralladoras situadas en esa sección.

El K-7 podía transportar más de 16 toneladas de bombas, 112 paracaidistas totalmente equipados u ocho toneladas de equipo listo para ser lanzado por medio de paracaídas. No se han brindado especificaciones para la versión 2.5 veces mayor a la versión original, sin embargo se sabe que el prototipo original del K-7 realmente consiguió volar y contaba con un peso de despegue de 38 toneladas a pesar de lo cual la aeronave quedo destruida en 1933 debido a un accidente. No se construyeron más prototipos después de ese percance.

Fuente: http://airvoila.com