lunes, 26 de julio de 2010

TENIENTE CORONEL AVIADOR MILITAR ANIBAL BRIHUEGA – 1884 - 1976

Aníbal Brihuega nació en la ciudad de Viedma, Río Negro el 21 de marzo de 1884.

Ingresó al Colegio Militar de la Nación, el 11 de marzo de 1902. En el último año fue abanderado del Colegio. Egresó como Subteniente del Arma de Infantería el 26 de diciembre de 1905, con el orden de mérito 2/53 de la promoción 29ª.

El entonces Teniente Aníbal Brihuega publicó en noviembre de 1911 en la Revista Militar (Año X, Nº 227, Pág. 1000) un artículo titulado “Aviación Militar”, en el que abogaba por el rápido establecimiento de la misma dentro de nuestra institución, analizando especialmente el empleo hecho por Italia en su guerra contra Turquía:

“Italia, con su escuadrilla de aeroplanos a la que unirá algunos dirigibles, ha podido ser la primera nación que los ha llevado a la guerra, y en ésta ha obtenido y obtiene los medios de información necesarios sobre el terreno, marcha, fuerza y situación del enemigo que no conseguiría de manera alguna con los mejores servicios de caballería o infantería exploradoras”, más adelante, sostenía que “Facilitar los medios de perfeccionamiento para nuestro ejército es un deber para todos los que forman parte de él, y el aeroplano, aún en su estado actual, es un progreso necesario a la institución armada”.

No solamente se refería Brihuega al empleo del avión en la misión de reconocimiento aéreo, sino que también hacía referencia al combate entre aviones con vistas al logro de la superioridad aérea sobre el campo de batalla, tal como se vería años después, durante la I Guerra mundial.

Destinado en el Regimiento de Infantería 5 con el grado de Teniente Primero, Aníbal Brihuega se inscribió para el primer curso de pilotos de la Escuela Militar de Aviación, que se inició el 04 de noviembre de 1912 en El Palomar.

Mientras realizaba su aprendizaje de aviador, completó sus conocimientos con el curso de aeronauta, en el aeroclub Argentino.

Consumada su prueba de examen nocturna el 18 de marzo de 1911, a bordo del globo “Argentina”, con el que recorrió el trecho existente entre Belgrano y Mariano Acosta en cuatro horas y diez minutos, la mencionada institución le otorgó, dos días después, el certificado de piloto de globo Nº 15, y el 21 de mayo de ese mismo año, rindió el examen en el Palomar sobre el avión Farman Gnome 50 HP, obteniendo entonces, también por parte del aeroclub, el “Brevet” internacional de piloto aviador Nº 22. Realizó su primer vuelo solo en el globo “Huracán” el 12 de febrero de 1913.

Participó en el primer desfile aéreo el 25 de mayo de 1913 sobre la ciudad de Buenos Aires, al comando de un monoplano Bleriot 80 HP.

Socio activo del aeroclub Argentino desde el 08 de abril de 1913 (acta Nº 74 libro del aeroclub), el Teniente Primero Anibal Brihuega promovió desde esta institución plausible contribución técnica en el terreno civil de aviación.

Tras aprobar los exámenes teóricos (orden de mérito 2/11), el Teniente Primero Aníbal Brihuega fue destinado como personal permanente en la Escuela Militar de Aviación por Resolución Ministerial del 09 de agosto de 1913. El 06 de octubre se inició el segundo curso de pilotos, uno de los instructores era Aníbal Brihuega, con dos alumnos a su cargo.

Por su inobjetable aptitud de piloto aviador, obtuvo su “Brevet” de Aviador Militar el 19 de febrero de 1914 luego de cumplir sobre un avión Bleriot el vuelo reglamentario El Palomar – La Plata – El Palomar.

Entre el 17 y 25 de Abril de 1914 integró una de las escuadrillas que intervino en las Grandes Maniobras de Entre Ríos, primera oportunidad en la que se empleó la aviación militar en cooperación con tropas terrestres. El Teniente Primero Anibal Brihuega acompañado por el Teniente Pissano, integró con el monoplano Bleirot 50 HP, la escuadrilla “Azul” y totalizó dieciséis vuelos.

Durante 1914 continuó como instructor en la escuela, esta vez con el tercer curso de pilotos.

El 27 de mayo de 1914 inició el importante “Raid” El Palomar – Córdoba, con el monoplano Bleriot XII 80 HP. Al llegar a la localidad de Roldán, desperfectos irreparables en el motor le obligaron a finalizar su Raid. Cabe consignar que en esta prueba reafirmó su calidad de experto piloto, pues la realizó bajo pésimas condiciones climáticas.

En julio de 1916 tomó parte en la carrera aérea “del Centenario” Buenos Aires – Mendoza, debiendo abandonar por una rotura de su avión Morane Saulnier Parasol 80 HP y en momentos en que se disponía a aterrizar en el pueblo de Junín.

En 1921 el Coronel Mosconi ideó un proyecto de línea aérea que obtuviera ventajas para la población al unir la Capital Federal con las diferentes provincias y territorios nacionales. Se planificaron seis líneas, una de ellas se llamaba “Litoral Marítimo” y tenía como destino final la ciudad de Ushuaia. El Mayor Aníbal Brihuega es el responsable del reconocimiento de la ruta y de dar conferencias explicando el proyecto del Ejército. Al finalizar las mismas formaban una comisión local que se ocupara de los detalles necesarios para recibir a los aviones y preparar los “campos de volación”.

El Mayor Brihuega continuó como instructor de la Escuela Militar de Aviación hasta su nombramiento en la comisión de adquisición de material de vuelo (Decreto del 23 de agosto de 1917). En el año 1918 el Mayor Brihuega se ausentó hacia Europa donde realizó estudios relacionados con los adelantos técnicos de la aviación de distintos países. Visitó fábricas de aeroplanos y motores, en Francia, Inglaterra, Italia, Bélgica y España, interesándose en especial respecto de las teorías de vuelo mecánico, su aplicación en la enseñanza, así como los métodos que se empleaban con mayores ventajas en el terreno militar.

En diciembre de 1918 llegó a El Palomar el material adquirido por Brihuega (aviones, motores, repuestos, equipos de telegrafía sin hilos, etc.)

Brihuega volvió al país en octubre de 1920. Se lo nombró Subdirector accidental de la Dirección del Servicio Aeronáutico del Ejército. Al crearse el Grupo Nº 1 de la Aviación con fecha 01 de febrero de 1922, fue designado Jefe del Parque, dentro de la Plana Mayor de esa Unidad.

Desde fines de 1922, el Mayor Brihuega estuvo a cargo del Servicio Aeronáutico del Ejército hasta el 07 de abril de 1923, por haber asumido su titular, el Coronel Mosconi la presidencia de YPF, Brihuega había sido nombrado, también al concluir el año 1922, Jefe del Grupo Nº 1 de Aviación, cargo que retuvo hasta el 19 de enero de 1925. De tal suerte, dicha Unidad táctica era mandada, por primera vez, por un aviador militar en aptitud de vuelo.

La Escuela de Aviación había sido disuelta, y la formación de aviadores había pasado a la Sección de entrenamiento del Grupo Nº 1. Brihuega dio prioridad a dicha Sección para aumentar el número peligrosamente bajo de aviadores militares, observadores y pilotos militares.

Desde el 06 de noviembre de 1923, el Mayor Anibal Brihuega formó parte de la Comisión Técnica permanente de armamentos y adquisiciones en el extranjero.

El 04 de mayo de 1927 se creó la Dirección General de Aeronáutica que reemplazó a la Dirección del Servicio Aeronáutico del Ejército. Con el grado de Teniente Coronel, Brihuega fue designado Comandante de Aviación Militar el 12 de mayo de ese año, cargo que desempeño hasta el 14 de abril de 1930.

El Teniente Coronel Brihuega pasó a situación de retiro el 10 de abril de 1931.

Fue proclamado “Precursor de la Aviación Argentina” por el aeroclub Argentino el 18 de agosto de 1951.

Por ley Nº 13.197 del año 1948, fue declarado “Fundador de la Aviación Militar”.

Brihuega contrajo enlace con la señora Odette Enriqueta Sauvignac, el día 05 de noviembre de 1921. De esa unión nacieron dos hijos, Miguel Enrique y Jorge Aníbal.

El Teniente Coronel Anibal Brihuega falleció el 27 de mayo de 1976. Su cuerpo descansa en el panteón de socorros mutuos de las Fuerzas Armadas.

En el año 2009 el jefe de Estado Mayor General del Ejército le impuso el nombre histórico de “Teniente Coronel Aviador Militar Anibal Brihuega” al Escuadrón de Aviación de Apoyo General 603 de la Aviación de Ejército Argentina.


Fuente: http://para-pilotos.com/Historia-Aviacion-Militar