viernes, 23 de julio de 2010

ASES DE LA AVIACIÓN JAPONESA - TENIENTE HIROYOSHI NISHIZAWA - 1920 - 1944

Uno de los pilotos más famosos de la guerra del Pacífico, el cual sólo alcanza fama mundial con las memorias de su camarada Saburo Sakai.

Nishizawa nació el 27 de enero de 1920 en la región de Nagano. Hijo de un productor de cerveza se enlistó en la marina en junio de 1936. Su sueño de ser piloto de caza se cumplió en marzo de 1939, siendo el piloto graduado número decimosexto de un grupo de setenta y un estudiantes en la clase de vuelos.

Cuando estalla la guerra del Pacífico, Nishizawa pilotaba el caza A5M tipo 96 con el grupo aéreo Chitose en las islas Marshall, siendo enviado luego a la base de Rabaul. El 03 febrero de 1942 logra su primera victoria aérea en la zona de Rabaul.

Cuando los elementos del grupo aéreo Tainan llegaron a Rabaul desde las Indias Holandesas, Nishizawa fue transferido al 2ª escuadrón del Tainan AG. Ahí conocería a Saburo Sakai, quien le enseñaría todas las técnicas del combate aéreo, y junto con Toshio Ota, llegarían a formar la leyenda del Tainan AG: conocidos por los demás integrantes como el "trío de eliminación": entre los tres derribarían casi 150 aviones aliados.

Su primera victoria en el Tainan AG fue un P-39 el primero de mayo de 1942 sobre Port Moresby. Al día siguiente derribó 2 P-40 de los Grupos Aéreos trigésimo sexto de la USAAF.
Pero fue el 07 de agosto de 1942 cuando empezó a demostrar toda su habilidad, ya que en una misión de largo alcance desde Rabaul a Guadalcanal, derribó 6 Wilcats F4F-4 de la marina de los Estados Unidos. A pesar de los graves daños que tuvo su A6M2 logró regresar a su base de Rabaul.

En noviembre de 1942 los pilotos supervivientes del Tainan AG (entre ellos Nishizawa) fueron transferidos al grupo aéreo 251. Nishizawa integró en mayo de 1943 un grupo de 33 A6M2 que escoltaban 18 Bettys, los cuales fueron enviados a atacar a los transportes americanos que se encontraban en la bahía de Oro. Los aliados opusieron en contra de esa fuerza 3 escuadrones de P-40 del grupo aéreo 49 de la USAAF. Nishizawa reclamó el derribo de 1 P-40 y dos probables, además de su primer P-38, a pesar que la fuerza aérea de la marina japonesa reclamó el derribo de 15 aviones americanos, en realidad sólo perdieron un P-38 del Grupo Aéreo 9 de la USAAF.

El 07 de junio de 1943, Nishizawa se enfrentó a un nuevo tipo de avión con alas de gaviota invertida, el F4U Corsair, cuando 81 Zeros se enfrentaron a cazas de la Infantería de Marina de los Estados Unidos y de la Fuerza Aérea de Nueva Zelanda. Cuatro Corsair del VMF-112 fueron perdidos en acción. Nishizawa reclamó el derribo de un F4U y de un P-40 de Nueva Zelanda.

Para el resto del verano de 1943, Nishizawa tuvo frecuentes encuentros con Corsair y P-40 en las áreas de Rendova y de Vella La Vella, con los escuadrones de la Infantería de Marina VMF-121, VMF-122, VMF123, VMF-124 y VMF-221, todos equipados con Corsair, quienes trataron de derribar el Zero código de cola UH-105, que derribaba sin piedad sus aviones. Por su desempeño y logros, el Almirante Jinichi Kusaka, Comandante de la Undécima Fuerza Aérea de la Marina Imperial Japonesa, en una ceremonia que era una tradición, le entregó una espada que simbolizaba su fuerza de guerrero.

En septiembre de 1943 su grupo aéreo, el 251, se convirtió en uno de caza nocturna y fue transferido al grupo aéreo 253, basado en el aeropuerto de Tobera en Rabaul. Pero sólo estuvo un mes en la Unidad, ya que fue enviado a Japón por la necesidad extrema de entrenamiento de nuevo pilotos navales. Sin embargo, a pesar de ser un piloto excepcional, no tenía formación de maestro de pilotos como la tenían otros como Sakai o Akamatsu. No tenía la paciencia para enseñar y era demasiado duro con sus estudiantes.

Después de muchas veces de solicitar su traslado al frente, logró por fin convencer a sus superiores quienes lo enviaron al grupo aéreo 253 basado en las Filipinas.

El 26 de octubre de 1944, mientras escoltaba una de las primeras unidades kamikazes que atacaron los Taffys 2 y 3, derribó 2 Hellcats. El mismo se había ofrecido para la misión suicida pero había sido rechazado por su valor como piloto de caza.

Al día siguiente a bordo de un bombardero utilizado como transporte, dado que su A6M estaba averiado como consecuencia del combate del día anterior, Nishizawa despegó de la isla de Cebú con destino a la antigua ex base de la USAAF de Clark, en busca de otros Zeros de reemplazos. Sin embargo nunca llegó a su destino.

En 1982 se resolvió el misterio. El avión fue interceptado entre Puerto Gallera y Calapan en el norte de la isla de Mindoro y derribado por 2 F6F Hellcats del VF 14 que retornaban a su portaaviones, el USS Wasp. Le fue acreditado el derribo al LT (jg) Harol P Newell quien avistó el avión, un Nakajima Ki-49 Donryu, bombardero del ejército que era utilizado como transporte en esa etapa de la guerra. Otras fuentes señalan que el avión era un L2D3, versión japonesa del C-47. Lo cierto es que Nishizawa murió al ser derribado el avión en que viajaba.

Nishizawa fue elevado póstumamente al grado de Teniente Primero y se le citó en el boletín diario de guerra japonés.

Nishizawa derribó 86 aviones y era conocido como "el demonio" por su mirada taciturna y su carácter poco amigable, pero en realidad fue el demonio de los pilotos aliados que nunca pudieron derribarlo en combate.

Una anécdota graciosa, dentro del dramático contexto de una guerra

A comienzos de abril de 1942, algunos pilotos de Zero fueron transferidos a la nueva base aérea de Lae, en Nueva Guinea, la cual estaba ubicada a 180 millas del importante enclave aliado de Port Moresby. La misión de estos pilotos sería la de escoltar a los bombarderos japoneses que atacarían el mencionado enclave.

Uno de esos ataques tuvo lugar el 11 de abril y Hiroyoshi Nishizawa, aviador novato en aquel entonces, participó de las acciones junto a Saburo Sakai y Toshio Ota.

Este grupo de pilotos japoneses eliminó toda oposición aérea aliada en las acciones de los siguientes días.

Fue en esos días, y luego de otro ataque a la base aliada, que Sakai se apartó de la formación de Zeros para perseguir a un avión enemigo. Cuando Sakai quedó solo en la zona enemiga, se le unieron los aviones de Nishizawa y Ota. Luego de ponerse en formación cerrada, Sakai les hizo unas señas que ellos reconocieron: trazó un círculo sobre su cabeza y luego les mostró tres dedos. Con la complicidad de los otros dos pilotos, iban a realizar tres rizos juntos, justo sobre el aeródromo enemigo.

Desde la base enemiga no fue disparado ningún proyectil para repelerlos.... a pesar de la maniobra que realizaron. Nishizawa, sonriendo, hizo señales de repetir la maniobra y como Ota también lo deseaba, Sakai accedió, realizando tres nuevos rizos desde una altura de 1.800 metros.

Al regresar a su base, los acróbatas japoneses no mencionaron nada, pensando que el secreto quedaría entre ellos tres, pero se equivocaban... por la noche fueron llamados ante la presencia del Teniente de Navío Sasai. Este estalló en cólera ante los pilotos, insultándolos por lo que habían hecho.

¿Cómo se había enterado?, Un avión estadounidense había arrojado hacía unos instantes una carta sobre la base. En ella felicitaban a los pilotos que los habían visitado ese día, y decían que todos habían quedado contentos con los rizos realizados, una "verdadera exhibición".... y pedían a los pilotos que volvieran nuevamente llevando una bufanda verde, para que pudieran identificarlos y .. darles "una acogida completa de todos nosotros".

La carta era firmada por pilotos de caza de Port Moresby y los pilotos japoneses, ante tal situación, tuvieron que contener la risa, a pesar de la dura reprimenda del Teniente de Navío Sasai, quien les ordenó no volver a realizar acciones semejantes.


Fuente: http://www.de1939a1945.com