miércoles, 4 de marzo de 2009

PRIMER ATERRIZAJE DE UN REACTOR EN LA ANTÁRTIDA

Por Fabián Ignacio LUJÁN








28 de JULIO de 1973, AVIÓN FOKKER F-28 FELLOWSHIP MATRÍCULA T-01 "Patagónia"

Desde el 29 de octubre de 1969, fecha en que oficialmente fue inaugurada la Base Aérea "Vicecomodoro Marambio" de la Antártida Argentina y aterrizó un avión Fokker F-27 en vuelo directo desde Río Gallegos, la operación de aeronaves con tren de aterrizaje convencional es cosa de rutina.

En forma continua y en cualquier época del año, ya sea en pleno invierno antártico o en los meses de verano, posaron sus ruedas en la helada pista de esa Base Aérea aviones propulsados por hélices o turbohélices, como los DHC-2 Beaver, DHC-6 Twin Otter, Douglas C-47, Fokker F-27 y, los poderosos C-130 Hércules.

Pero un hecho que no había ocurrido en ninguna pista de hielo o suelo congelado de todo el Continente Antártico era el aterrizaje de un avión por reacción de transporte comercial, pues no se conoce oficialmente que en pistas de otras bases antárticas hayan operado hasta entonces aeronaves de este tipo, ya sea con esquíes, esquí-ruedas o tren de aterrizaje convencional.

Este hecho extraordinario se materializó el 28 de julio de 1973, en oportunidad en que el avión presidencial Matrícula T-01 "Patagónia", un Fokker F-28 Fellowship, aterrizó en la pista helada de la Base Aérea "Vicecomodoro Marambio de Antártida Argentina.

El vuelo se planeó para comprobar el comportamiento de esta máquina en tales condiciones climáticas y asegurar la operación de una importante misión que se llevaría a cabo el 10 de agosto de ese año, para trasladar al Señor Presidente Provisional de la Nación y miembros de su gabinete hasta esa Base Aérea, en ocasión de conmemorarse el Día de la Fuerza Aérea Argentina.

El Fokker F-28, matrícula T-01 despegó de la Base Aérea Militar "Río Gallegos" a las 10:33 horas de ese día 28 de julio y luego de recorrer una distancia de 1570 kilómetros, en poco menos de tres horas de vuelo, posó sus ruedas en la pista de tierra (barro arcilloso congelado) de la Base Marambio a las 13:28 horas.

Después de un breve descanso la tripulación de la aeronave se dispuso emprender el regreso, despegando a las 15:33 horas con destino a Río Gallegos, donde luego de reabastecerse de combustible, continuó vuelo hasta el Aeroparque de la Ciudad de Buenos Aires.

En el aterrizaje, sobre la pista de 1200 metros de longitud de la Base Marambio, se detuvo el avión después de recorrer una distancia de 600 a 700 metros cuando la temperatura reinante era de 23 grados bajo cero y soplaba viento transversal entre 16 a 20 nudos (aproximadamente 30/37 Kmts./hora).

TRIPULACIÓN

Comandante de Aeronave Vicecomodoro Juan José AHETS ETCHEBERRY
1er. Piloto Mayor Rafael Juan ELIAS
Asesor - Comandante de C-130 Mayor Hugo LIERNUR
Navegador Capitán Eduardo Rafael GOMEZ
Mecánico de Vuelo Suboficial Principal Guillermo OVIEDO
Mecánico de Vuelo Suboficial Auxiliar Nicolás Narciso ZARATE
Auxiliar de Abordo Señor Luis Humberto SCAVINO

De esta forma se concretó el primer aterrizaje de una avión a reacción en la Antártida, hecho de singular importancia que jalonó el futuro de Marambio como aeródromo de alternativa o apoyo a las aeronaves comerciales en los vuelos transpolares-Intercontinentales, que cruzan por las rutas más cortas que unen nuestro país con Asia a través de Australia o Nueva Zelandia.

Con motivo de celebrarse el 10 de agosto de ese mismo año el Día de la Fuerza Aérea Argentina, al cumplirse el 61º Aniversario de la creación de la misma, la ceremonia central tuvo lugar, por primera vez, en la Base Aérea Vicecomodoro Marambio de la Antártida Argentina, afirmándose así una vez más, nuestra soberanía sobre esas regiones australes que integran elterritorio nacional.

A los actos conmemorativos, fueron invitados por el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Brigadier General D. Héctor Luís Fautario; el Presidente de la Honorable Cámara de Diputados en ejercicio del Poder Ejecutivo Nacional Dr. Raúl Alberto Lastiri, su señora esposa Norma López, la señora Isabel Martinez de Perón, Ministros del Poder Ejecutivo, Legisladores Nacionales, los Comandantes en Jefe del Ejército, de la Armada e invitados especiales.

El traslado del Presidente Provisional de la Nación y comitiva oficial, estuvo a cargo de la Fuerza Aérea, empleándose un avión Hércules C-130, matrícula TC-66 que despegó ese día a las 03:15 horas, desde la I Brigada Aérea con asiento en El Palomar, Provincia de Buenos Aires, arribando en vuelo directo a la Base Aérea Vicecomodoro Marambio de la Antártida Argentina, a las 09:45 horas, después de haber volado 06:30 horas.

El avión Presidencial Fokker F-28 matrícula T-01, ya se encontraba aterrizado en la Base Marambio desde las 09:15 horas de ese mismo día, cuya misión era trasladar de regreso a esta Capital al señor Presidente Provisional de la Nación y su comitiva.

El empeoramiento de las condiciones meteorológicas, sólo permitió la permanencia de las Autoridades Nacionales por espacio de tres horas, debiéndose suspender algunas de las actividades previstas.

Durante una pequeña tregua que ofrecen las condiciones reinantes, aumentando la visibilidad lo suficiente como para poder operar y disminución de la intensidad del viento; siendo aproximadamente las 13:00 horas el F-28, T-01 despegó de Marambio, llevando a los mencionados, haciéndose escala de combustible en Río Gallegos, continuando su vuelo hasta el Aeroparque de la Ciudad de Buenos Aires.

CARACTERÍSTICAS DEL AVIÓN FOKKER F-28 FELLOWSHIP
Envergadura 23,6 metros
Largo 21,9 metros
Alto 8,5 metros
Superficie alar 76,5 m2
Peso vacio 14.100 kg
MTOW 24.720 kg
Planta de poder R-R Spey 555-15 de 43,8 kN
Velocidad de Crucero 670 Km/h
Techo de Crucero 9.159 metros
Techo Operativo 10.675 metrso
Distancia de Despegue 1.673 metrso
Alcance con peso total 1.040 MN