domingo, 20 de marzo de 2011

HEROES DE LA AVIACIÓN ECUATORIANA - ELIA LIUT

Nació en Pordenone, Provincia de Fiume Véneto, Italia, el 06 de Marzo de 1894 y fue bautizado con los nombres de Elías Antonio (Elia Antonio). El segundo en una larga familia compuesta de ocho hermanos, cuatro hombres y cuatro mujeres.

Fue un niño esbelto e inteligente y de sÓlo diez años emigró a Sudamérica con su hermano menor Fiero, que tenía ocho, para ayudar a la familia que estaba en gran pobreza dada la pésima situación económica que se vivía en Italia.


Después de pasar muchas aventuras en países extraños decidió volver a los suyos en 1911 y empezó a trabajar con su padre y hermano en la instalación de la red eléctrica de su pueblo, para la Sociedad Eléctrica Trevigliana, donde también laboraban otros miembros de su familia.


En 1914, al estallar la I Guerra Mundial, ingresó de aspirante al Primer Regimiento de Infantería y luego de los entrenamientos de rigor pidió su pase como Bersaglieri a la Escuadra Aérea. En 1915 obtuvo su brevet de aviador piloteando un aparato "Blériot" en el campo de San Justo en Pisa. Poco después lo trasladaron a la escuadrilla No. 78 de aeroplanos y obtuvo una Medalla de Oro en las Pruebas organizadas por la "Pirelli Secólo Ilustrate".


De allí en adelante le tocó manejar toda clase de aviones en el Ejército Real de Italia demostrándose habilísimo piloto. Sus superiores lo enviaron al Campo de Aviación de Furbara en Roma como instructor de vuelos de acrobacia y recibió una Medalla de Plata por pilotear el biplano "MVT", primer avión de combate construido en Italia con planchas de metal y cuyos planos fueron ejecutados por el Ing. Alesandro Marchetti, Director Técnico del Departamento de Aviación de la Sociedad Vichers-Terni. Dicho aparato tenía un motor S.P.A. de 200 caballos de fuerza y con él batió el 09 de Diciembre de 1918, en el campo de aviación de Coltano, Pisa, el record mundial de velocidad media impuesto por el piloto francés Prévost el 29 de Septiembre de 1913, con una velocidad de 260,869 kilómetros por hora, superior en 57,369 kilómetros por hora a la del francés.


El Ministro Plenipotenciario del Ecuador en Italia, Miguel Valverde Letamendi, emocionado por la hazaña, reservó los servicios de Elia Liut para que viniera al Ecuador con el biplano de su propiedad, a establecer la aviación en nuestro suelo. Liut tenía un contrato para trabajar en el campo de aviación de Centocelle, en Roma, pero prefirió la opción sudamericana porque la Guerra había terminado, la Fuerza Aérea le había licenciado, amaba las aventuras y se embarcó en Genova con su mecánico Fedelli. El viaje fue en el vapor "Bologna".


El 26 de Julio de 1920 llegaron a Guayaquil. Era un Héroe de Guerra que necesitaba sobrevivir en aquellos difíciles tiempos de paz. José Abel Castillo, propietario del diario "El Telégrafo", adquirió el monoplano. rebautizado con el nombre de "El Telégrafo I" para realizar Vuelos postales sobre los Andes, lo que nadie se había atrevido a hacer en Sudamérica y por eso muchas personas cuerdas calificaron a Elia Liut de loco y hasta de suicida.


El primer viaje fue anunciado con la debida anticipación y el 09 de Agosto se realizaron los preparativos del avión en presencia del Presidente José Luis Tamayo y de su esposa Esther Concha Torres quienes dieron una pequeña vuelta por los aires con Liut y tan entusiasmado quedó el mandatario que el 27 de Octubre obtuvo del Congreso un decreto para fundar dos Escuelas de Aviación, una en Guayaquil y otra en Quito. La primera fue fundada el 05 de Junio de 1921 en Duran y se inauguró el 30 de Julio del 22 con alumnos militares, causó enorme expectación en toda la República, pero no pudo realizarse el miércoles 03 de Noviembre como estaba programado. Con todo, Liut salió al día siguiente de Guayaquil llevando la valija del correo con 500 tarjetas conmemorativas del centenario y pudo arribar feliz y sin contratiempo a un pequeño campo de aviación preparado de antemano, en la quinta Jericó del sector del Salado, tras 1 hora y 55 minutos de vuelo, siendo las 11 y 3/4 AM.. Las autoridades, la sociedad y el pueblo le tributaron honores y ofrecieron fiestas. Los más distinguidos salones llenos de damas hermosas le abrieron sus puertas y los poetas cantaron su hazaña y le aclamaron como Héroe.


El 19 de Noviembre partió de Cuenca a Riobamba. El 28 de ese mes realizó un tercer raid de Riobamba a Quito, aterrizando en el Batán.


El gobierno le contrató para fundar la Escuela de Aviación Cóndor en Duran, donde trabajó algunos meses.


El 09 de Febrero de 1924 voló de Quito a Ibarra en 52 minutos. El día 16 de Ibarra a Tulcán en 2 horas y 3 minutos. El 06 de Marzo realizó el primer vuelo postal. En 1922 contrajo matrimonio en Quito con Carmen Angulo Tobar, que acababa de enviudar de Pedro Freile Donoso, una de las primeras fortunas de la República. Ella le pasaba con seis años a Liut pero ambos estaban muy enamorados. La luna de miel fue en Europa con los cuatro niños Freile Angulo que terminaron allí su educación primaria.


El trayecto Guayaquil-Quito tuvo sus contratiempos; al pasar el tren por Huigra, los recién casados y sus hijos bajaron a visitar a Fiero Liut que vivía con su familia como obrero ferrocarrilero. La visita se prolongó más de la cuenta y se dio el caso singular de que el barco que debía conducirlos a Europa fue anclado en Guayaquil porque la señora se comprometió a sufragar los gastos que ello ocasionaba, con tal de que la esperaran.


En Italia residieron alrededor de cuatro años y en 1926 estuvieron de regreso en Quito, instalándose en casa de ella, esquina suroriental de las calles Venezuela y Olmedo, que pronto se hizo famosa por los banquetes que doña Carmen ofrecía con gran frecuencia a sus numerosas amistades. Se la consideraba con toda justicia la más hábil y experta matrona de la capital en arte culinario, pero el exceso de gastos complicó la economía familiar, al punto que en 1933 la casa fue dada en arrendamiento al Presidente Juan de Dios Martínez Mera para residencia particular.


Liut siempre fue un adonis. Alto, muy blanco, de pelo taino y ligeramente ensortijado, nariz angulosa, boca carnosa. Cuando su arribo a Quito en 1920 las damas habían enloquecido por el Héroe italiano, como le llamaron, pero solamente fue conquistado por la señora Angulo, que siempre fue hermosa y muy adinerada, aunque terminó su vida en una increíble obesidad y estado económico depauperado. Demás esta decir que a pesar de ello, siempre conservó su simpatía y gran personalidad. Liut le fue fiel hasta el final, pues solamente era un sencillo hijo del pueblo llano de Italia, cuyo mérito había sido realizar vuelos increíbles y espléndidas proezas en su juventud, pero falto de preparación para el trabajo, nunca pudo superarse.


Entre 1935 y el 37 realizó un raid aéreo de turismo. Para la II Guerra Mundial se salvó de caer en Lista Negra por su calidad de Héroe Nacional, pero debió ausentarse a una finca de Huigra, donde permaneció cuatro años dedicado a pequeña faenas agrícolas como el cultivo de tomates.


En 1948 se trasladó a Ibarra a instalar una fábrica de salsa y pasta de tomate y tampoco le fue bien por la falta de costumbre de la gente, de consumir productos enlatados, sobre todo en la sierra; ya no era el Héroe famoso de antaño y hasta había engrosado un poco, pero conservaba la simpatía y sencillez de siempre.


A principios de 1952 se le veía fuerte y animoso. El 12 de Mayo sufrió un fulminante infarto en la villa "La Victoria" propiedad de la familia de su esposa y falleció casi de contado. Tenía solamente 58 años.


Fue un espíritu agradable y aventurero con especiales condiciones físicas y atléticas que le permitían realizar todo género de acrobacias sin peligro aparente alguno.


En su casa de Fiume Véneto, signada con el número 63 de la Vía de la República, consta la siguiente lápida de mármol que perenniza su recuerdo y dice así: "En esta casa pasó su adolescencia Elia Antonio Liut, maestro del vuelo, valeroso Piloto de la Guerra Victoriosa, primero en sobrevolar audazmente los Andes, benemérito fundador de la aeronáutica del Ecuador, lustre y gloria de su país natal, fallecido en Quito con el honor del triunfo. La memoria afectuosamente orgullosa de sus conciudadanos. FiumeVeneto, 6 - III -1894 - Quito 12 - V -1952".


Su viuda, en carta del 20 de Mayo dirigida a Roberto Crespo Ordóñez, donó al Museo Municipal de Cuenca, ciudad que le declarara a Liut meses antes, en 1951, ciudadano Honorario, las siguientes preseas:


1) Medalla de la Municipalidad de Quito de 1920,

2) Medalla de la Colonia italiana de Guayaquil, y

3) La Cruz de Guerra otorgada por Víctor Manuel III de Italia durante la primera Guerra Mundial en reconocimiento a sus hazañas. Esta última había sido obsequiada románticamente por Liut a doña Carmela el día de su matrimonio y ella la guardaba como "recuerdo imperecedero de gran valor y cariño".

Fuente: http://www.hoy.com.ec